Los 32 rumbos - revista on line de viajes


Rioja Alavesa

Una experiencia cultural enogastronómica

La Ruta del Vino de Rioja Alavesa es un itinerario repleto de actividades que puede realizarse durante todas las épocas del año. Cuenta con el apoyo de las instituciones alavesas y vascas, y que pretende realzar un nuevo concepto de turismo basado en la cultura del vino y la historia.

Texto: Josep Guijarro Fotos: Josep Guijarro

A tan solo media hora de la capital de Euskadi, Vitoria-Gasteiz, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa ofrece al visitante el encanto y embrujo de su paisaje: un mar de viñedos infinito que se une al patrimonio cultural y arquitectónico de sus villas medievales, que conservan todo el sabor del paso del tiempo y las huellas de la Historia. Un paisaje cambiante capaz de sorprender en cualquier estación y que ofrece actividades enoturísticas, culturales y gastronómicas durante todo el año y alojamientos para todos los bolsillos.
La zona ha estado habitada desde la antigüedad, prueba de ello son los restos arqueológicos que encontramos en numerosos puntos, como el Poblado de la Hoya, en el término de Laguardia, uno de los yacimientos más importantes de la Edad de Bronce del País Vasco, datado en el siglo XV a.C. Los dólmenes son otro vestigio de la rica historia de este territorio. Están repartidos por los términos municipales de Laguardia, Leza, Villabuena de Álava, Elvillar y Kripán. Entre ellos destaca La Chabola de la Hechicera, en Elvillar, una construcción megalítica que servía como panteón colectivo. Otros siete dólmenes conforman una ruta prehistórica ideal para realizar en época estival junto a la familia o los amigos.
También encontramos un importante mosaico de recursos patrimoniales en el resto de municipios que conforman la Ruta del Vino de Rioja Alavesa, entre los que cabe mencionar los cascos históricos, perfectamente conservados, de Elciego, Labastida y Labraza. Las murallas de esta última guardan torreones y matacanes catalogados como patrimonio histórico, reconocida con el premio a la Mejor Ciudad Amurallada del mundo por el Círculo Internacional de Ciudades Amuralladas.
Abundan también importantes edificios civiles, como la Casa de los Diezmos de Villabuena de Álava y la casa de Manuel Quintano en Labastida, que fue el introductor en España en el siglo XVIII de las técnicas enológicas bordelesas, y la Casa del Indiano, en Elvillar, que se unen a fachadas blasonadas y casas solariegas en otros municipios de la comarca.

Publicado en nuestra edición número 48 de febrero 2014


Prohibida la reproducción total o parcial del texto sin el permiso expreso de XCRIPTUM PRODUCCIONES A2 S.L

3.214.184.223CCBot/2.0 (https://commoncrawl.org/faq/)25/09/2023Microsoft-IIS/8.0